Necesita Flash.Descargar Flash. Si ya lo tienes instalado click to view

AMIGOS Y PERSONAJES

Dibujo dedicado a Rosa Gil del pintor valenciano Cabedo Torrents

JOSEFINA ROBLEDO (1892-1972)

1952, 20 nov.: Programa del concierto Homenaje a Tárrega
1952, 20 nov.: Programa firmado por los discípulos de Tárrega que actuaron
1952, 20 nov.: Los hijos del Maestro, Francisco y María, a ambos lados de Josefina Robledo, Pepita Roca, Daniel Fortea y Emilio Pujol
Josefina Robledo por Ricardo García de Vargas

«Tantas condiciones tiene esta niña que desde ahora me considero su Maestro» (F. Tárrega)

Josefina Robledo Gallardo nace en Valencia el 10 de mayo de 1892 y muere e Godella el 25 de mayo de 1972, con 80 años. Comienza sus estudios de guitarra con el gran Maestro F. Tárrega a la edad de siete años. Realizó su primer concierto en el Conservatorio de Valencia en el 1907, siendo una niña, actuando después en diferentes salas.

En 1914 viaja a Buenos Aire y realiza numerosas giras por Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, cosechando grandes éxitos. Por estos países permanecerá durante 10 años, dando conciertos y dedicándose a la enseñanza. En 1924 regresa a España, realizando una gira por todo el país. A partir de su boda en 1927 abandona la carrera de concertista, y aunque nunca dejará de ensayar desde entonces sólo se la podrá escuchar en reuniones de amigos o en conciertos esporádicos siempre en homenaje a su maestro Tárrega. Entre estos podemos citar el que ofreció en Vila-real el 20 de noviembre de 1952, centenario del nacimiento de Tárrega, junto a Pepita Roca, Daniel Fortea y Emili Pujol, o el que tuvo lugar el 15 de diciembre de 1959 en el Conservatorio de Valencia, organizado por la Sociedad Amigos de la Guitarra para conmemorar los 50 años de la muerte del Maestro.

Por desgracia apenas nos han llegado grabaciones de Josefina, ya que durante su vida se negó a hacerlas. A América llevó el repertorio de Tárrega, Sor, Albéniz, Granados... y allí se interesó por la música autóctona y popular; realizaba también numerosas transcripciones (Bach, Couperín, Rameau, y también de músicos contemporáneos) debido al escaso repertorio guitarrístico de la época. Suiguió siempre las enseñanzas de su Maestro, por el que sentía una gran veneración. Con una depurada técnica y aparente facilidad, buscaba siempre la suma perfección de sonido y la fidelidad musical de las obras, a las que su temperamento imprimía un carácter propio.

Fuente: Royal Classics 2005

Rosa Gil del Bosque

Rosa Gil del Bosque   CA multimediaxhtmlcss