Necesita Flash.Descargar Flash. Si ya lo tienes instalado click to view


2002. Conferencia: Inicio curso

Francisco Tárrega
Francisco Tárrega

Guitarra, Tárrega y Conservatorio

 

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10

Sabemos, que sus padres Antonia y Francisco, residían en una modesta casa contigua al Convento de San Pascual Bailón de Villarreal, donde su madre prestaba ayudas y servicios a las monjitas clarisas a fin de colaborar con el mantenimiento del hogar, que solo contaba con el modesto ingreso de su esposo Francisco, y en esta humilde casa, nacerá su primer hijo Francisco, el 21 de Noviembre de 1852, hecho que queda reflejado en una placa conmemorativa en la fachada de la casa.

Poco después de 1858 la familia, en busca de mejor posición económica se traslada de Villarreal a Castellón. Su padre, como valenciano y buen aficionado a las artes y sobre todo a la música, le inició tempranamente en el conocimiento del solfeo y en la música de violín y piano, a pesar de las penurias económicas en las que vivía esta familia.

Pero además de estos estudios, el pequeño Tárrega entró en contacto con Manuel González, un ciego famoso en la comarca por su sorprendente habilidad en la guitarra, más conocido por (el Cego de la Marina), por su ceguera, y por el barrio marinero en que nació, quien le enseñó a Tárrega, el secreto de servirse de una guitarra, para arrancarle los mágicos y maravillosos sonidos, que eran causa de su embeleso.

Sin haber cumplido la edad de 10 años, sus compañeros infantiles de juegos, le pedían que tocase para ellos y él, les ofrecía piececitas bailables de fácil comprensión y otras más arduas aprendidas de oído, con el Cego de la Marina; y también otras que improvisaba dejándose llevar ya, por su propia inspiración y creatividad musical.

Pero sus deseos de escuchar más y mejor música, iban creciendo con el paso del tiempo, y fue por entonces cuando el más famoso de los guitarristas españoles de su tiempo, Julián Arcas, dio un concierto en Castellón y el pequeño Tárrega quedó tan impresionado y maravillado por el recital, que jamás lo olvidaría, pues era la primera vez que oía tocar la guitarra con tal maestría y destreza. Aprovechando esta ocasión circunstancialmente, su padre solicitó de Arcas que escuchará al pequeño artista, a lo que el maestro accedió: Fue tan grato escuchar al joven Tárrega, que el Sr. Arcas se ofreció para orientarle en sus estudios y sugirió que lo enviasen a Barcelona, en donde él, tenía su residencia.

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10

Rosa Gil del Bosque

Rosa Gil del Bosque   CA multimediaxhtmlcss